Piérdete por Álava, pero no te pierdas nada de lo que te ofrece

A veces necesitamos perdernos para volver a encontrarnos.
Álava esconde rincones mágicos en los que respirar hondo, cerrar los ojos y abrir la mente, el corazón… Por eso, perderse es la mejor manera de conocerla.

Pierde la noción del tiempo, pierde la noción de la realidad, pierde tus miedos, pierde todo aquello que no merezca la pena…
¡Piérdete por Álava!

 

¡PIÉRDETE POR ÁLAVA!… PERO NO TE PIERDAS NADA.
VISITA LA WEB DE ÁLAVA TURISMO: www.alavaturismo.eus

Nadie sabe explicar qué es exactamente esa paz interior que llamamos felicidad, pero se parece mucho al sentimiento que produce descubrir Álava. Paisajes, leyendas, sabores…, donde desconectar para conectar con el entorno. Escenarios únicos donde perderte para encontrarte.

Comparte esto en redes:

El complejo lagunar de Laguardia, Zona Especial de Conservación

Los humedales cuentan, al menos, con cinco tipos de hábitats diferentes de interés comunitario y con una docena de especies de aves.

Zona Especial de Conservación (ZEC). Ésa es la designación que ha obtenido el complejo lagunar de Laguardia por parte del Gobierno Vasco. Esta declaración permite entrar a los humedales del municipio de Rioja Alavesa en la red Natura 2000 de espacios naturales, que sirve para proteger la biodiversidad dentro de los diferentes países que forman parte de la Unión Europea. 
El Prao de la Paúl (Laguardia). Fotografia: María Ayser
El complejo lagunar está formado por cuatro humedales de los que tres, que llevan por nombre Carralogroño, Carravalseca y Musko, son lagunas temporales endorreicas de origen natural. Por su parte, el Prao de la Paúl es de origen artificial por lo que, al contrario de las otras tres, contiene agua dulce represada procedente de un arroyo. 
Su contrastada biodiversidad hace que estas lagunas cuenten desde hace años (concretamente, desde 1995) con el rango de Biotopo Protegido, un reconocimiento al que ahora hay que unir el de Zona de Especial Conservación. Algunas de las razones que explican este nombramiento residen en los, al menos, cinco tipos de hábitats de interés comunitario que presentan. Del mismo modo, cabe destacar la existencia en el complejo de, como mínimo, doce especies de aves diferentes, así como muchas otras migratorias regulares. Por otra parte, en los humedales aparecen al menos cuatro especies en peligro de extinción recogidas en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas, así como otras cuatro vulnerables, ocho raras y ocho de interés especial. 
En cuanto a la flora, dentro de las lagunas se dan plantas extremadamente singulares. En el exterior, mientras, conviven herbáceas y juncos que se encuentran totalmente adaptados a la salinidad de las aguas. Para visitar el complejo, resulta recomendable ir provisto de prismáticos o telescopio. El humedal más apropiado para ser visitado, mientras, es el Prao de la Paúl, puesto que existe un camino que lo bordea. 
El complejo lagunar entra a formar parte, por último, de una red que está constituida por 27.384 espacios diferentes y que abarca el 18,14% del territorio de la Unión Europea y una superficie de 1,1 millones de kilómetros cuadrados. 
Comparte esto en redes: